CODIGO DEONTOLÓGICO

 

El objeto de este Código Deontológico es definir los derechos y obligaciones de los Peritos Calígrafos y Grafólogos preocupados por ejercer su profesión de acuerdo con una ética profesional común.



 

1.- La Grafología, como ciencia humana y técnica de observación en interpretación, permite el estudio de la personalidad mediante el examen de la escritura

 

2.- La Pericia Caligráfica como técnica enfocada al análisis y estudio de la escritura y firma, que nos permite determinar la autenticidad o falsedad, así como la autoria de un escrito o de una firma, debe ser aplicada de forma justa, objetiva y con fundamento ético, evitando interpretaciones subjetivas y conclusiones interesadas.

 

3.- El Perito Calígrafo y grafólogo tiene el deber de mantener y acrecentar sus capacidades.

 

4.- El grafólogo se compromete a emplear únicamente los métodos inherentes a su especialidad y a trabajar dentro de los límites de sus conocimientos y de la propia experiencia.

 

5.- El grafólogo debe abstenerse de emitir diagnósticos en sectores exclusivos del campo de la medicina.

 

6.- Se evitará mezclar el nombre de la grafología con las "ciencias ocultas".

 

7.- La actividad desarrollada por el Perito Caligráfico y Grafólogo le obliga aguardar fielmente el secreto profesional.

 

8.- El Perito Caligráfico y Grafólogo debe salvaguardar en todo momento su independencia, honradez y sentido de lo humano. No debe nunca ser influido por prejuicio alguno relacionado con el sexo, la raza, la política, la clase social o la religión.

 

9.- En sus informes, el Perito Calígrafo y Grafólogo hará uso de tacto y discreción.

 

10.- El grafólogo, en las tareas de selección de personal, evitará mencionar aspectos de la personalidad del que escribe que no tenga relación con el perfil del puesto a cubrir. Su lenguaje será claro, prudente e inequívoco. Debe, además, ser completamente imparcial, rechazando efectuar análisis complacientes.

 

11.- El legítimo poseedor de un documento será el único responsable del uso que se haga del resultado del análisis; los resultados deben hacerse llegar directamente al solicitante del informe.

 

12.- El Perito Calígrafo y Grafólogo no podrá mencionar el nombre de sus clientes a menos que posea su consentimiento para ello. Tampoco podrá comunicar o publicar textos o informes sin la conformidad del interesado o poseedor del documento.

 

13.- El Perito Calígrafo y Grafólogo deberá rechazar trabajos que no vean claros desde el punto de vista ético.